Canelo Álvarez Derrota por desición a Miguel Cotto

0

El púgil mexicano Saul “Canelo” Álvarez es favorito en las casas de apuestas para imponerse este sábado 21 de noviembre en Las Vegas al puertorriqueño Miguel Cotto en una pelea en la que estará en juego el título medio del Consejo Mundial de Boxeo (CMB). Pese a que el mexicano es favorito el combate está mucho más igualado de lo dictan las casas de apuestas y habrá que ver si la fortaleza, contundencia y juventud del mexicano se impone a la experiencia y al mejor boxeo del puertorriqueño.

Victoria de Canelo 1.33 Victoria de Cotto 3.50 Empate 21.00 Una victoria de Canelo por nocaut se paga a 3,50 veces lo jugado y una por decisión a 2.10 lo puesto. Una victoria de Cotto por nocaut se paga a 7.50 y una por decisión a 4.50 lo puesto. La cotización puede cambiar dependiendo de las distintas casas de apuestas, consultar otras.

MIGUEL ÁNGEL COTTO Edad: 35 años

Estilo: bastante técnico, Cotto es todo un “púgil de libro” que boxea siempre brincoteando sobre piernas, lo que le genera un “timing” difícil de descifrar por parte de sus adversarios

Velocidad: buena

Contragolpeo: bueno

Capacidad de esquivar golpes (defensa): Regular. La defensa de Cotto es buena siempre y cuando éste se encuentre transitando la primera parte de la contienda, resulta sumamente notorio el hecho de que a Cotto le comienzan a entrar muchos golpes a partir del séptimo u octavo asalto

Resistencia cardio-respiratoria (condición física): regular Asimilación de golpes (mandíbula): regular Esquina: buena

Efectividad noqueadora: 75% (en 44 peleas profesionales)

Arma secreta: Canelo no debe olvidar que Cotto, en realidad, es un boxer “zurdo” pero que pelea con guardia diestra, de ahí la peligrosidad siempre latente de su mano izquierda.

SAÚL ÁLVAREZ Edad: 25 años
Estilo: explosivo e intermitente, Canelo es el clásico pugilista mexicano que tiene “mano pesada” y gusta de boxear hacia delante, soltando combinaciones explosivas sobre su media distancia

Velocidad: buena

Contragolpeo: bueno

Capacidad de esquivar golpes (defensa): de Regular a Buena. La defensa de Canelo es mejor de lo que muchos piensan pues se trata de un boxer que suele no salir muy lastimado del rostro al final de sus batallas; y a pesar de que no tiene el bending de cintura que tenía Chávez, cuando se cansa, suele retirarse hacia las cuerdas y comienza a girar su cintura, hacia la dirección contraria que le lanzan un golpe, para aminorar la intensidad del mismo, lo cual le ha resultado bastante efectivo “defensivamente hablando”, pero ha pasado casi inadvertido

Resistencia cardio-respiratoria (condición física): regular

Asimilación de golpes (mandíbula): buena

Esquina: regular

Efectivadad noqueadora: 68% (en 47 peleas profesionales)

Arma secreta: es bien sabido que a Cotto le hace mucho daño el golpeo al cuerpo, por lo que Canelo debe intentar el gancho al hígado a todo momento, el cual tiene muy bien ensayado.

Cotto debe manejar a Canelo depurando su estilo boxistico hacia un contragolpeo veloz y efectivo, y siempre boxeando sobre piernas, manteniendo a raya al mexicano siempre con su punzante jab.

Cotto tiene que realizar un plan de pelea cercano al que llevó acabo en la “Miguel Cotto VS Antonio Margarito 2” (o como Erislandy Lara le peleó a Canelo), es decir, entrar rápidamente con ráfagas de golpes veloces y certeros, y al segundo entrante, salirse por piernas de la línea de fuego: el nivel de “cardio” con el que suba Cotto al cuadrilátero será CRUCIAL para su victoria.

Presionar a Cotto con inteligencia, es decir, arrollarlo con su mayor carrocería pero siempre haciendo uso del “bending” y del cabeceo, para evitar los fulminantes “counters de izquierda” por parte de Cotto.

Canelo tiene que realizar un plan de pelea cercano al que llevó acabo Antonio Margarito cuando derrotó a Miguel Cotto en su primer duelo, es decir, presionarlo de preferencia con golpes hacia las zonas blandas para reducirle su “capacidad de desplazamiento”, pero al mismo tiempo, cuidándose permanentemente de que no entre la mano izquierda de Cotto.

Cotto ha declarado recientemente que ésta será la pelea más inteligente que haga en toda su vida, de la mano de Freddie Roach, y que Canelo no lo va a encontrar en toda la noche.

Cotto sabe perfectamente que no debe ponerse a intercambiar con Canelo pues lleva las de perder, incluso si ponderamos la posibilidad de que entre un zurdazo de Cotto, sigue siendo más probable que Canelo aguante el izquierdazo de Cotto, a que Cotto soporte un “dibujado” ganchazo al hígado por parte del pelirrojo. Entonces, queda claro que a Cotto no le conviene el intercambio franco, en lo absoluto.

Con ésto en mente, Canelo debe practicar hasta el cansancio el arte de “cómo cortar convenientemente el ring”, para que Cotto no lo vaya a boxear, tal como lo hizo Mayweather, pues dominar a la perfección este tipo de desplazamientos, será CRUCIAL para la victoria del mexicano.

Todo parece indicar que Canelo va a estar persiguiendo a un escurridizo, pero efectivo, Miguel Ángel Cotto, por lo que lo más probable es que la pelea se vaya hasta la decisión.

¿Le alcanzarán las piernas a Cotto, para que Canelo no lo alcance durante 36 minutos?

¿Encontrará Canelo algún hueco para perforar la defensa de Cotto y así lograr conectarle su clásico upper a la mandíbula, o un buen gancho al hígado?

¿Encontrará Cotto, a Canelo, con una fulminante mano izquierda noqueadora como la que aplicó recientemente sobre Daniel Geale o Delvin Rodríguez?

Todo se reduce a una simple cuestión: si la pelea se va a la distancia, como parece que sucederá, durante los “rounds de campeonato” (el último tercio de la pelea) ¿predominará el boxeo elusivo y a la distancia que Cotto ejercerá magistralmente sobre Canelo?, ¿o Canelo habrá logrado castigar lo suficiente hacia la región abdominal de Cotto para recortar distancias y tenerlo al borde del knock-out?

Cotto debe subir con la “condición física de su vida” y Canelo debe perfeccionar el arte de encerrar al rival en las cuerdas (igual que lo hace Golovkin).

No debemos olvidar que se llevan “10 años de diferencia en edad”, lo cual ciertamente es bastante significativo, pues no son cuatro o cinco años solamente, sino el doble.

En cuanto a “experiencia profesional boxistica” se refiere, están prácticamente igualados: 44 peleas Cotto VS 47 peleas Canelo.

Además resulta imperativo tomar en cuenta el hecho de que Miguel Cotto ha tenido más guerras que Saúl Álvarez, es decir, Cotto es todo un experto en “batallas sanguinarias”, por lo que es un boxer “físicamente” más lastimado, más mermado.

Tomando en cuenta todos estos aspectos, la probabilidad de que la juventud y mayor tonelaje del mexicano se impongan sobre la experiencia y elusividad del borinqueño, me parece, son ligeramente mayores: no es casualidad que los momios, en las principales casas de apuestas, tengan por favorito a Saúl Álvarez como ganador de la contienda.
Deja Tu Comentario

Facebook Comments
Share.

About Author

Leave A Reply